NovedadesVaporizadores

Vaporizadores de Marihuana

blog web autocultivo mariguana marihuanas

Como ya sabemos la mayoría, el mundo de los vaporizadores viene pegando fuerte. En algunos países como Estados Unidos se ha disparado la venta de éstos y se espera que los cigarrillos de combustión desaparezcan en menos de 10 años, como podemos leer en el siguiente artículo de Business Insider.

 

La marihuana principalmente se consume con dos fines, recreativo o medicinal, en ambos casos lo que se pretende es absorber los principales activos existentes en la planta, llamados cannabinoides.

Los Cannabinoides más conocidos y de los que más se habla son el THC y el CBD, el primero de ellos es el principal ingrediente psicoactivo presente en la marihuana y es el que produce ese “subidón” y sensación de ir “colocado”, el segundo, el CBD, no tiene efectos psicoactivos pero se han probado sus efectos positivos en el alivio del dolor, la ansiedad y su ayuda para controlar los ataques de epilepsia.

utopia

 

¿Vaporizar marihuana es realmente mejor que fumarla?

 

semillaslowcost-movil

La mayoría de los efectos perjudiciales que se producen al fumar vienen derivados de las sustancias tóxicas que se generan en la combustión, y son inhaladas por los fumadores a través del humo.

Con el uso de los vaporizadores no se produce combustión, esto implica que muchas de esas sustancias nocivas no sean inhaladas por los usuarios, por lo que a efectos de salud si que es mejor vaporizar que fumar.

 

Pero, una cosa que se pregunta la mayoría de la gente, ¿absorbes los cannabionoides de igual manera que si fumas?

 

Un estudio reciente realizado en Massachusetts, Estados Unidos, comparó el vapor producido por un vaporizador con el humo generado por un cigarrillo de marihuana liado. Los resultados fueron bastantes concluyentes, en el vapor producido por el vaporizador hay un 95% de THC y un 5% de CBD, en cambio en el humo del cigarrillo, encontramos una presencia de cannabinoides de menos del 15%, el 85% restante son sustancias nocivas generadas por la combustión. Por lo tanto la absorción de los ingredientes activos presentes en el cannabis vaporizado es muy superior a la que se produce cuando se fuma.

 

A parte de esta, podemos encontrar muchas otras ventajas como el ahorro de hierbas ya que no se prenden cuando no aspiramos, la disminución del olor, lo que nos permite poder vaporizar sin problema en espacios cerrados y muchas otras ventajas derivadas de la desaparición de la combustión.

 

Evolución de los vaporizadores hasta hoy

 

El primer vaporizador eléctrico apareció en 1994, creado por la empresa canadiense BC. Este primer vaporizador eléctrico causó un gran revuelo pero no fue hasta 1998, cuando Markus Storz registró la patente del globo con válvula extraíble, y así el vaporizador más famoso de todos, el Volcano, que revolucionó el mercado.

Hoy en día los vaporizadores han cambiado mucho. El 85% de los vaporizadores que se venden son portátiles, que incorporan batería y pueden ser usados en cualquier lugar, sin necesidad de estar enchufados a la corriente y producen una calidad de vapor muy buena, casi igual a la que producen los vaporizadores de mesa.

 

Al final el uso de un vaporizador depende de los gustos del fumador, ya que es una experiencia muy diferente, pero si pensamos en la salud, es mucho más recomendable consumir cannabis a través de ellos.

Otras entradas del Blog

semillaslowcost