Marihuana

Shakespeare consumía marihuana y cocaína cuando escribió sus obras

blog web autocultivo mariguana marihuanas

Una investigación analizó los restos de pipas encontradas en la casa del dramaturgo, encontrando vestigios de ambas drogas. Los resultados indican que Shakespeare habría preferido el cannabis tras darse cuenta de los efectos nocivos de la cocaína.

Desde la época de Bob Dylan y The Beatles, ya se hablaba del consumo de sustancias como la marihuana o el LSD para alterar los sentidos y ayudar en el desarrollo de composiciones musicales. Sin embargo, esta práctica pudo tener un antecedente histórico, y nada menos que por William Shakespeare hace 400 años. 

Esto según un grupo de expertos sudafricanos, quienes afirman haber encontrado restos de cannabis, nicotina y cocaína en unas pipas de tabaco pertenecientes al conocido dramaturgo y que pudo haber escrito sus obras bajo la influencia de estas drogas. 

En la investigación, publicada en South African Journal of Science por Francis Thackeray, director del Instituto de Evolución Humana de Johannesburgo, se señala el descubrimiento de marihuana en cuatro pipas halladas en el jardín de Shakespeare, y dos con cocaína en las cercanías de su casa de Stratfort-upon-Avon, lugar donde nació en 1564. 

utopia

Las pipas, de alrededor de 400 años de antigüedad, fueron sometidas a un análisis a través de una técnica conocida como espectrometría de masas y cromatografía de gases, con la capacidad de detectar este tipo de residuos aún cuando hayan estado presentes hace centenares de años. 

La investigación ya tenía un antecedente en 2011, cuando Francis Thackeray solicitó la exhumación del cuerpo de Shakespeare para conocer sobre su muerte y saber si era un consumidor habitual de hierba y cocaína. 

shakespeare

semillaslowcost-movil

La tesis expuesta en el estudio toma fuerza si se considera que en la Inglaterra del siglo XVII se fumaba tanto cannabis como hojas de coca, ambas consideradas “variaciones” del tabaco durante el período isabelino. 

Sin embargo, los resultados finales no logran comprobar que el dramaturgo haya probado estas sustancias y más bien lo sugieren, dado el alto consumo de drogas durante el tiempo que vivió en su casa. Asimismo, los investigadores añaden que de ser así, Shakespeare habría preferido el cannabis tras darse cuenta de los efectos nocivos de la cocaína. 

 

De hecho, el estudio señala que una de las pistas se encuentra en una referencia realizada en el Soneto 76, donde se describe el uso de una “sustancia extraña” , así como un retrato del dramaturgo encontrado en un libro de 1597.

Fuente: The Independent, South African Journal of Science

Otras entradas del Blog

semillaslowcost