Regar las plantas es una de las tareas más pesadas y repetitivas dentro de un cultivo de interior. La experiencia, adquirida durante más de 13 años como profesionales del sector de los grow shop en Galicia, nos ha enseñado que el riego por inundación es una solución barata que facilita enormemente esta tarea a la vez que ahorra una gran cantidad de tiempo.

Es un método tan simple como colocar todas las macetas con las plantas en un único recipiente (una bandeja, por ejemplo), inundarla con agua (o con la solución nutriente) y dejar que las plantas la vayan absorbiendo con sus raíces por los agujeros de drenaje del fondo del tiesto. Así pueden regarse desde unas cuantas plantas hasta miles de ellas en unos pocos minutos. Además de eso, esta forma de riego permite mantener aireada la parte superior del sustrato mientras que la inferior contiene la humedad necesaria para la vida de la planta. El máximo de agua o solución nutriente que podemos aplicar en cada riego es el 10% del volumen total del sustrato que hay en ese cultivo. Por ejemplo, si nuestra plantación consta de 30 plantas en macetas de 5 litros, el máximo de agua con la que debemos regar cada vez es:

30 plantas x 5 litros de sustrato por planta = 150 litros de sustrato de todo el cultivo. 150 x 10% = 15 litros de agua como máximo en cada riego.

bandeja-hydro-negro-cultivo-interior

Es más aconsejable realizar el doble de riegos con la mitad de agua que la mitad de riegos con el doble de agua, para mantener la humedad lo más baja posible pero dentro de unos parámetros que sean adecuados para el normal desarrollo de las plantas.

  La actual marihuana es mucho más potente que años atrás

Uno de los productos más útiles de nuestro mercado para este tipo de riego son las bandejas a medida que se adaptan a cualquier espacio de cultivo y protegen el suelo de la humedad.

El riego de plantas de cannabis en interior acostumbra a ser uno de los primordiales inconvenientes con los que se hallan cultivadores principiantes, y con mayor experiencia. Las plantas de mariguana no solo precisan un valor perfecto del pH del agua, si no asimismo de la EC. Una vez el cultivador consigue esos valores en su solución nutriente queda el paso más complicado: el riego de las plantas.

Todos y cada uno de los que han debido cuidar a alguna planta alguna vez han detectado como regar apropiadamente las plantas no es una labor simple. Cultivadores con menos experiencia acostumbran a pecar de un exceso de riego a sus plantas, al tiempo que cultivadores con poca dedicación seguro que alguna vez se han encontrado sus plantas rezando por percibir un tanto de agua. Las consecuencias de uno y otro caso acostumbran a ser parecidas: plantas con poca salud, que dan muestras de sufrimiento de múltiples formas: Hojas amarillentas, hojas caídas, falta de verdor general…

De qué manera hacer el riego por inundación en interior?

Teniendo presente que los cultivadores en interior usan macetas para aprovechar al límite el espacio libre de cada emplazamiento este sistema se fundamenta en ofrecer a las plantas una fuente de agua que consiga hidratarlas con la cantidad precisa de agua para su evolución.

  Toda la Información sobre la Sylvania Grolux 400 wts

En un caso así lo que el cultivador debe hacer es conseguir aprovisionar con la cantidad suficiente de agua a sus plantas a fin de que subsistan a lo largo de cuatro-seis días, hasta el momento en que vuelvan a especificar un nuevo riego. El riego no se efectuará planta por planta, si no añadiéndola a la base de las macetas a fin de que estas la absorban por capilaridad.

Con esta técnica de cultivo no se pretende sostener las plantas siempre y en toda circunstancia hidratadas, si no conseguir acrecentar la distancia entre riegos lo bastante a fin de que cada ciclo de hidratación-deshidratación dure entre cuatro y seis días (incrementando mucho la distancia entre riegos y reduciendo el tiempo preciso para el riego de las plantas).

Ventajas y también inconvenientes del riego por inundación

Ahora que hemos detallado de qué forma marcha la inundación, vamos concretar sus mayores ventajas y sus posibles inconvenientes:

Ventajas: Al no detallar bombas de agua ni goteros, es una técnica sumamente fácil de usar equiparada con costosos sistemas de riego automático que han de ser controlados de manera semanal en pos de goteros obturados. Ahorro de gran cantidad de horas dedicadas al riego individual de las plantas (durante un cultivo). Ayuda a acrecentar tenuemente la humedad relativa del jardín. Reduce los cuidados precisos del cultivador que solo debe supervisar las plantas una vez cada cinco-seis días.

Inconvenientes: Este sistema no es compatible con el empleo de fertilizantes biológicos líquidos en tanto que estos tienden a dividirse (como agua y aceite) tras unas horas. Imposibilidad de entremezclar géneros de planta con demanda nutricional diferente, en tanto que todas y cada una toman exactamente el mismo agua (se puede entremezclar variedades mas han de ser similares en lo que se refiere a lo que nutrición, y semanas de floración se refiere). Incremento de la humedad relativa a final de floración (con el riego de padecer botritis si la sala de cultivo no está bien ventilada).

  Opinión sobre el Ripen despues de 2 años de uso

Sustratos recomendados para este procedimiento

El riego por inundación puede ser empleado con prácticamente todos los sustratos, mas nuestra experiencia nos afirma que existen 2 singularmente recomendables:

Tierra: La tierra tiene la esponjosidad precisa para efectuar las labores de absorción con perfección. Es posible usar tierras más abonadas, y menos abonadas (solamente va a haber que tener en consideración la cantidad de fertilizante contenida en el suelo ya antes de comenzar a abonar). El beneficio primordial de usar tierra como sustrato va a ser un mejor sabor final de las flores (solo al alcance de los cultivos en tierra).

Fibra de coco: El coco es otro sustrato totalmente válido para este sistema. Es muy esponjoso y disfruta de una enorme capacidad de retención de agua. Habrá de ser abonado desde el primer riego puesto que la fibra de coco es inerte. Su primordial ventaja se encuentra en la veloz adaptación de las plantas al medio, lo que va a ayudar a fin de que las raíces lo colonicen de manera rápida, traduciéndose en ciertos días menos de desarrollo precisos para conseguir el tamaño de plantas requerido ya antes de iniciar la floración.

Fuente LaDiosaPlanta

Subscribete a las Newsletter de AutoCultivo

* indicates required

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de AutoCultivo De Marihuana:

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.

  • Hola Carlos, yo pienso que sí puedes, no veo mayor problema. Verás ahorras mucho tiempo y trabajo, es tirar los litros y fuera, en mi caso hecho 14 litros en cada regada y lo absorven en no más de 15 minutos, regar me lleva 2 minutos 64 plantas…..

    Saludos y buenos humos compañero 🙂

  • Hola buenas! Había leído sobre ésta técnica pero nunca he probado. Yo cultivo en coco con macetas textiles con una base de arlita en cada una, mi pregunta es si podría usar ésta técnica con esta configuración, sería cuestión de quitar la arlita?bueno gracias y un saludo