¿De qué forma regar las plantas de mariguana en verano?

El riego es, sin duda, un aspecto estratégico, esencial para el éxito del cultivo a lo largo de este periodo. Para administrarlo con corrección es esencial contar con de información climatológica clara y precisa, y amoldar nuestro programa de riego a las circunstancias específicas.

Con relación a las plantas cultivadas al aire libre, cuyas raíces tienden a penetrar en el suelo hasta zonas profundas, si el día ha sido calurosísimo, resulta conveniente regar espléndidamente al anochecer, sobre las 22 horas.

En ese instante las temperaturas descienden y el frescor nocturno hace su aparición. El primordial beneficio de regar en ese instante radica en que la humedad pervive a lo largo de la noche, con lo que se logra una mayor regeneración o bien protección de las plantas.

Para eludir choques térmicos resulta conveniente regar con agua a temperatura entorno. Además de esto, si las plantas se hallan en fase de desarrollo y las temperaturas son elevadas, resulta conveniente pulverizar la planta, estructura vegetativa y hojas incluidas.

Cuando el calor es fuerte se genera mucha transpiración, con lo que es un medio de hidratación eficiente que aporta cierto confort a las plantas.

Los días de mucho calor se aconseja regar las plantas con un fertilizante rico en algas (como por ejemplo: Alg-A-Mic de Bio Bizz) conforme la dosis recomendada por el fabricante, y rebajar la dosis de los otros abonos un veinticinco por ciento más o menos. Así se logra que la planta esté nutrida y protegida.

Una buena opción es vaporizar las hojas (con un pH setenta) con un fertilizante rico en Aloe (como por ejemplo: Acti-Vera de Bio Bizz) que las hidrata y las resguarda del potente y deplorable agobio al que se ven sometidas.

  Mis plantas empiezan a florecer ¿qué hago?

Las plantas cultivadas en tierra, en campo abierto, tienen una enorme ventaja, sus raíces cuentan con una protección subterránea suplementaria por encontrarse a gran profundidad, en un entorno más fresco y húmedo que el de la superficie. Cuentan, por consiguiente, con mayor protección que las plantas que se cultivan en macetas.

Es esencial aplicar un estimulador de raíces en la solución de riego una vez a la semana. Supone una barrera de protección auxiliar, muy ventajosa para las plantas. Y no se debe olvidar que las raíces son el órgano a través del que se nutren las plantas.

Con relación al cultivo de plantas de mariguana en maceta, se pueden proseguir exactamente las mismas pautas, con la única excepción de que las raíces deben contentarse con un espacio limitado en la maceta. Con frecuencia, la mayor parte de cultivadores emplean macetas negras, que favorecen la “cocción de las raíces” en el sustrato, y esto supone un shock esencial para la planta.

Nuestro consejo es pintar las macetas de blanco o bien envolverlas con papel largometraje blanco en tanto que este color refleja el calor al paso que el negro lo atrae y lo retiene. Si el calor es extremo (entre treinta y cinco y cuarenta grados ), resulta conveniente cubrir la maceta con múltiples capas aislantes de plástico blanco.

Las plantas cultivadas en maceta hay que regarlas en exactamente los mismos horarios que las plantas cultivadas sobre el terreno, y hay que procurar amoldar el riego de forma real a cada tiempo y cada instante. Muy puntualmente, las plantas en maceta se pueden pesar de forma manual, puesto que su peso es un indicador, simple y sobre todo fiable, de sus necesidades de riego.

  Como subir y bajar el Ph del Agua y Tierra de forma Casera

En las macetas, las raíces no cuentan con el margen de seguridad ofrecido por la profundidad subterránea, y por tanto hay que examinar las necesidades de agua de las plantas y amoldarse a las circunstancias.

Cuando hace mucho calor hay que aportar un riego rebosante, y hay que ser más parco en el momento en que nos hallemos en un periodo estival lluvioso. En estas circunstancias es cuando se pone en patentiza el auténtico talento del cultivador.

En los dos casos lo idóneo es el empleo de un riego tipo goteo en tanto que evita posibles faltas de agua y es capaz de sostener una humedad incesante en el sustrato. Mas, por desgracia, no todo el planeta puede contar con de este sistema.

proteger la marihuana del calor con regar

¿De qué manera resguardar las plantas de Cannabis?

Protección con paja. Es una técnica sencillísima consistente en cubrir el sustrato con paja para retener la humedad, limitar la evaporación y eludir un shock térmico serio. A fin de que resulte eficiente es preciso el empleo de una capa de cuatro-cinco cm de espesor. Asimismo se puede usar cascarilla de pino, lino o bien perlita.

Supresión de yerbas. Se trata de una técnica consistente en adecentar las malas yerbas que rodean nuestras queridas plantas de mariguana, y merece verdaderamente la pena en tanto que se potencia el aprovechamiento de los recursos que ofrece el ambiente, como el agua y el espacio. Es un procedimiento muy usado en diferentes géneros de cultivo, como por servirnos de un ejemplo en los viñedos. En muchas ocasiones, lo que aporta resultados determinantes es la suma de múltiples detalles.

Poda. Conforme la pluralidad cultiva, la poda puede ser un procedimiento útil y eficiente para reducir la transpiración de nuestras bellas damas. Específicamente puede ser una solución muy eficiente cuando cultivamos variedades con una flora espesa.

  Macetas de Tela para Marihuana Feltpot, Información

Empleo de una lona horadada. Se puede poner una lona horadada sobre la planta, preferentemente de color claro, a fin de que refleje los rayos solares, y lo más ligera posible, para no dañar la planta. El empleo de este género de material puede ser una genial solución para reducir la agresividad de las temperaturas estivales y para resguardar las plantas de la intensa luz solar

Invernadero. Para todos los que tienen la fortuna de poder cultivar en invernadero, se puede usar exactamente el mismo procedimiento de protección que el citado de antemano. Prácticamente todos los invernaderos están pertrechados con sistemas de sombra que se emplean de manera frecuente para forzar o bien apresurar la floración.

La enorme ventaja de poder cultivar en invernadero es que el sistema ya está fijado en la estructura existente y en consecuencia la planta no debe aguantar el peso de la lona en su estructura y el agobio que ello pudiese causar. Se trata, seguramente, de la opción más cómoda para la planta mas no está al alcance de todos.

Elección de la genética. Otra alternativa es seleccionar una pluralidad menos sensible al agobio que provoca un tiempo caluroso y radiante, como es el caso de los híbridos con dominancia Sativa.

Debido a sus lugares de origen, estas variedades muestran mayor resistencia a este género de tiempos. De manera frecuente su genética procede de países como África, India, Tailandia, Asia, América del Sur, el Caribe, etcétera y por esta razón están preparadas de forma innata para encarar una climatología con elevadas temperaturas.

Subscribete a las Newsletter de AutoCultivo

* indicates required

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de AutoCultivo De Marihuana:

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.