Cultivo de MarihuanaMarihuanaPlagas y Hongos

Mejor agua para la marihuana

blog web autocultivo mariguana marihuanas
 
El agua interviene directamente en las reacciones químicas de la fotosíntesis. Además, el agua es la encargada de proporcionar muchos de los nutrientes que la planta necesita. Estos nutrientes se disuelven en el agua y son absorbidos por las raíces. Las hojas utilizan el agua para extraer el hidrógeno a partir del cual fabrican la glucosa, por lo tanto es un elemento básico para la supervivencia de la planta. El cannabis es una planta que necesita mucha agua para que crezca y florezca exhuberantemente. Entre los atributos que podemos medir del agua están el PH, la EC (electroconductividad) y la temperatura.
 

Exactamente, el PH es un indicador del nivel de hidróxidos que contiene el agua. Los hidróxidos que contiene el agua intervienen en la solubilidad de las sales minerales y nutrientes que la planta necesita. Si algun nutriente no es soluble, la planta será incapaz de absorberlo.

El PH se mide según una escala que va de 0 a 14. Cuando una substancia tiene un valor de PH por debajo de 7 se dice que es una substancia ácida, mientras que si el valor del PH es superior a 7 se dice que es alcalina. Si el PH tiene un valor de 7 se dice que la substancia es neutra. Existen nutrientes que su solubilidad es mayor con PH alto, pero hay otros que su solubilidad es alta con PH bajo. El PH debe ser de 6 para que el máximo número de nutrientes estén disponibles (solubles) a las raíces.

Cuando el PH está por encima de 7, algunos microelementos (hierro, manganeso y zinc) reducen su solubilidad considerablemente. Con PH bajo los nutrientes que reducen su solubilidad son el calcio, el magnesio y el molibdeno. El nitrógeno y el potasio son solubles para un rango bastante amplio de PH, aunque el fósforo es más delicado en este aspecto y su solubilidad se reduce considerablemente cuando el PH se aleja de 6.

 

utopia

La corriente eléctrica (EC) se propaga mejor por el agua si contiene más sales disueltas. Existen aparatos electrónicos que introducen corriente eléctrica en el agua y miden la cantidad de corriente que se propaga, pudiendo de esta forma saber la cantidad de sales o nutrientes disueltos en el agua.

Por tanto la medida de EC es útil para dosificar los nutrientes que proporcionamos en cada riego. También es útil medir la EC del agua residual, el agua sobrante que drenan las macetas, para conocer el nivel de sales que contiene el substrato.

En el cultivo en macetas existe el problema de la acumulación de sales en la tierra, debido a que las plantas no absorben todos los nutrientes que le proporciona el agua de riego. Con el tiempo, las sales sobrantes se van acumulando en la tierra y se van desplazando lentamente hacia el fondo y hacia las paredes de la maceta. Si se riega abundantemente la tierra se consigue arrastrar esas sales fuera de la maceta, y analizando la EC de este agua se consigue determinar a grosso modo cuantas sales están presentes en el suelo.

semillaslowcost-movil

Cuanto más elevada es la EC del agua utilizada, más problemas de cultivo aparecerán debidos a acumulaciones excesivas de sales residuales en el substrato.
La EC puede medirse en varias unidades de medida: en microsiemens por centímetro (s/cm), milisiemens por centímetro (ms/cm) (recordar que 1ms=1000s) y partes por millon (ppm), aunque la medida más utilizada es la de ms/cm.

Valores típicos de EC son:

Líquido EC(ms/cm) EC(s/cm)
Agua pura (destilada) 0 0
Agua de lluvia 0.1 100
Agua del grifo 0.5 – 1.2 500 – 1200
Agua estancada 0.5 – 2 500 – 2000
Agua embotellada de baja mineralización 0.3 300
Agua de riego sin fertilizante 0.2 – 0.4 200 – 400
Agua de riego con fertilizante (2 veces por semana) 0.8 – 1.2 800 – 1200
Agua residual (sobrante de la maceta) 4 – 15 4000 – 15000

La temperatura del agua de riego es algo que muchas veces se pasa por alto, pero para aquellas personas que esten cultivando en lugares fríos es algo muy importante. Regar con agua que tenga una tempertaura menor de 10 ºC ralentizará el crecimiento y detendrá la floración. Para evitar regar con agua fría es suficiente dejar reposar el agua en algún lugar con temperatura algo superior a los 10ºC, hasta que se caliente. La temperatura ideal está comprendida entre 15ºC y 20ºC. Si el agua es corriente es menos probable que el agua salga muy fría. El problema de agua fría surge cuando se cultiva en invierno, en lugares muy fríos

La temperatura siempre juega un papel de primera importancia. Aunque todo se haga de forma correcta, si la temperatura no es la adecuada, las plantas disminuirán la producción a niveles muy bajos, sobre todo si se trabaja con sativas (de procedencia tropical)

Otras entradas del Blog

semillaslowcost