Cultivo de Marihuana

Los 10 errores mas habituales de noveles al cultivar Marihuana

blog web autocultivo mariguana marihuanas
1. Abusar al regar la marihuana

El exceso de riego mata a las plantas de marihuana. como norma general hay que regar una vez que en la parte superior de la tierra se sequen unos pocos centímetros de profundidad.
En hidroponía es más difícil que tengamos un exceso de riego si usamos lana de roca, porque tiene excelente propiedades de drenaje. Una configuración de cultivo hidropónico de marihuana bien puede ser regado constantemente como el método de riego por goteo, o de una a tres veces al día con el método de inundación seguido de un buen drenaje.

2. Decirle a la gente que tienes plantas de marihuana

¿Por qué? Ten cuidado a quien se lo dices. A la gente le encanta sentirse importante contando rumores y por eso hay muchas posibilidades de que alguien se lo diga a más gente. Lo que te puede pasar es que alguien que no debe sepa que tienes plantas de marihuana en casa, o que algún ladrón te las robe si están a su alcance en un jardín.

3. Tocar (y matar) las semillas que están germinando

Hay que tener un poco de paciencia. A veces tarda 10 días hasta que una semilla comienza a germinar. En el método de la toalla de papel hay que tener sumo cuidado cuando estamos manipulándolas, siendo aconsejable usar unas pinzas de quitar pelos.

4. Cultivar cualquier tipo de semilla de marihuana

El 90% aproximadamente del potencial de una planta se encuentra en su genética. Mucha gente tiene o le regalan semillas de marihuana y piensa que tiene un tesoro. Pero es probable que crezca algo como plantas que tienden al hermafroditismo, hembras altas en el cultivo de exterior y de floración tardía, plantas que no tienen potencia cuando se consumen, etc.
Esto se puede deber a que el polen que podría haber producido la semilla era de otra planta de marihuana hermafrodita, las semillas vienen de un cruce de otras plantas de marihuana de baja calidad, etc. Es mejor utilizar gastar nuestras energías en semillas de calidad, bien compradas o regaladas por cultivadores experimentados, doned sepamos cuando van a florecer, y de qué tipo son (sativas o indicas). Por eso los cultivadores compran las semillas de bancos de semillas, eligiendo qué tipo de marihuana quieren plantar.

utopia
5. Abusar de los fertilizantes

Se puede comenzar a fertilizar después de que las 2 hojas primeras con punta (no el primer par de hojas redondas, que son los cotiledones) aparecen. No hay que fertilizar cada vez que se riegue, a menos que así lo ponga en la etiqueta del fertilizante. Podemos comenzar con un 25% de lo que marca el fabricante si solemos tener problemas de sobrefetilización, para ir aumentándo la dosis posteriormente.
También se puede limpiar la tierra regando las plantas con una gran cantidad destilada o muy baja en sales cada 3 ó 4 semanas. El cultivo ecológico para el cannabis también es totalmente recomendable. Conseguiremos un mejor sabor en la marihuana y que queme mucho mejor. Esto implica no usar únicamente abonos naturales. Si las puntas de las hojas súbitamente se tuercen o se enrollan hacia abajo sus bordes, es que tenemos un problema de sobrefertilización. Tenemos que limpiar la tierra como hemos comentado anteriormente con abundante agua durante los siguientes días.

6. No usar ningún tipo de abono

En un error poco común pero pero también sucede. Si eres una de esas personas que le gusta tener plantas sanas y fuertes asegúrate de usar una buena mezcla de tierra orgánica y aportarle algún fertilizante de liberación lenta con micronutrientes o un abono líquido diluido en el agua de riego a las plantas de marihuana.

7. Empezar a cultivar con clones de cannabis

Comience a cultivar marihuana con las semillas. Muchos agricultores son capaces de hacer crecer cannabis en lugares cerrados sin problemas de plagas durante años. Los clones ons viables si proceden de una planta madre de calidad. Y qué mejor que nosotros mismos para determinar qué plantas son las más fuertes y cuales con las más propensas a contraer enfermedades y tener plagas. Al cultivar desde semillas nos hacemos una mejor idea del ciclo completo de la planta de marihuana, y podemos aprender a distinguir con menor error cada vez las plantas con mejor genética para sacar posteriormente nuestros propios clones.

semillaslowcost-movil
8. Comenzar demasiado pronto el interior o al aire libre

Si tenemos planeado a iniciar nuestro cultivo en junio en el hemisferio norte al aire libre, es la época perfecta. Podemos pensar que si empezamos antes las plantas se harán más grandes, ¿verdad? Pues no siempre es así.
Con un pensamiento lógico podemos pensar que las plantas que plantamos a principios de primavera se hacen grandes y tendrán mucho más tiempo para comenzar a florecer. Esto se debe a que en durante el pico del período de crecimiento vegetativo tienen la sensación de que los ciclos de luz cada vez duran más, hasta el 21 de junio. Pero no se dan cuenta que deben a comenzar a florecer pronto. Finalmente, a mediados de agosto la planta piensa que es el moento de florecer ya, pero se siguen produciendo brotes en agosto y en septiembre o más tarde, y se harán altas como árboles pero con las ramas y cogollos más delgado brotes debido al hecho de que el sol no es tan fuerte en estos meses.
Pero las plantas de marihuana que fueron plantadas más tarde enseguida perciben lo que está pasando, que los periodos de luz diurna no son cada vez más largos, de hecho, son cada vez más cortos. Entonces las plantas se vuelcan en su crecimiento ya que el sol es muy brillante en julio y agosto, y así conseguimos sorprendentes plantas muy tupidas que son más pesadas que las plantas que se plantaron en abril, por ejemplo.

9. No proporcionar un ambiente adecuado

La circulación de aire y que este aire sea fresco son dos máximas de todos los cultivadores de marihuana. Incluso durante el ciclo nocturno es aconsejable. En el cultivo de marihuana de interior, es aconsejable que el aire sea sustituido cada 5-10 minutos. La humedad debe situarse entre 30-70%, y la temperatura debe estar entre 22 y 30ºC. Contar con un ventilador suave fortalece los tallos al simular como el aire mece las ramas en los cultivos de exterior.

10. Cosechar demasiado temprano la marihuana

Es difícil. Vemos como crecen los cogollos de marihuana y se crea resina a un ritmo muy rápido. Los brotes son potentes y uno está tentado de cortar cuanto antes para probarla. Pero el problema es que el 25% del peso total de la planta de cannabis se formará en las últimas dos semanas. Debemos esperar hasta que las plantas han dejado de desarrollarse totalmente y el total de pistilos marrones es como mínimo de entre un 50 y un 75% frente a los pistilos blancos.

Fuente: http://cannatronik.blogspot.com.es

Otras entradas del Blog

semillaslowcost