Control de PlagasPlagas y Hongos

El Pulgón en la Marihuana. ¿ Cómo Eliminarlo ?

blog web autocultivo mariguana marihuanas

 Los áfidos (pulgones, piojos, piojillos, polls,…) pertenecen al orden de los homópteros. Serán alrededor de 4.000 especies de áfidos conocidas, y clasificadas a su vez en diez grandes familias. Podríamos decir que de todos ellos tan sólo unas 250 especies son agentes fitopatógenos ded cultivos agrícolas y forestales, así como de jardinería. Su tamaño oscila entre 1-10 milímetros, y su color varía desde el negro al amarillo más vivo. Su característica anatómica más significativa es la de su aparato bucal en forma de estilete, con el que atraviesa la epidermis de los tejidos vegetales para llegar al floema yy alimentarse libando la savia. Este es el motivo que convierte a estas especies de áfidos en agentes fitopatógenos, ya que provocan retraso en el crecimiento al tiempo que son capaces de transmitir otros agentes fitopatógenos, al actuar como vectores.

Tienen un ciclo biológico bastante complejo, necesitan para completarlo dos plantas huésped, el cannabis es un huésped secundario no el principal. Se pueden reproducir de dos formas: por partenogénesis y sexualmente. Las hembras tienen un elevado índice de fecundidad, y su desarrollo se completa con mucha rapidez, además existen formas aladas, ápteras y braquípteras, circunstancias que los dotan de un elevado potencial biótico.

Como ya he comentado se alimenta de la savia de las plantas, y lo hace a través de un largo pico chupador con el que succiona la savia de los brotes más jóvenes, provocando la desfoliación sucesiva de las plantas e incluso puede transmitir algún tipo de virosis, por su condición de vector de enfermedades viróticas. Las plantas cultivadas ecológicamente son menos de su agrado, no siendo así las cultivadas convencionalmente, y aun más aquellas plantas sobrefertilizadas con nitrógeno así como aquellas que sufrieron un paro vegetativo debido a una mala gestión del riego. También tienen mayor predilección por aquellas con un débil estado sanitario, es por ello por lo que muchos agricultores ecológicos los definen como “podadores de la naturaleza”.

En cultivos ecológicos de marihuana no hay que tener miedo al pulgón, como mucho podremos llegar a ver a un par de ellos o pequeños grupos aislados que podemos matar con los propios dedos y con la ayuda de los predadores que moren en nuestro jardín. En plantas de invierno, cultivos de floración forzada y en plantas autoflorecientes puede ser que tengamos problemas con los pulgones, y sólo en casos extremos tomaremos la planta dañada, la introduciremos en una bolsa de plástico y la arrancaremos para su posterior destrucción mediante la incineración. No suelen atacar a las plantas sanas e incluso aunque estén tocando a las plantas dañadas. En invernaderos y cultivos “indoor”, al no disponer de fauna útil en caso de ver pulgones hay que actuar con rapidez debido a su elevado potencial biótico.

utopia

La manera de tratar la plaga siempre va a depender del estado de la plaga y de las propias plantas, no debemos actuar por igual ante una hoja tocada de una planta que ante todo el cultivo plagado, de la misma manera que no trataremos una planta a la que le quedan un par escaso de semanas para ser cosechada. El primer recurso del que disponemos son nuestros dedos, con ellos podemos reducir un intento de invasión, pero deberemos hallar la causa y poner solución, pues de lo contrario seguimos estando miguel gimenoexpuestos a sucesivos intentos de invasión. En caso de que la invasión llegue a alcanzar la consideración de plaga debemos actuar con un producto fitosanitario combativo que esté permitido en agricultura ecológica.

Los insectos predadores más significantes de cuyas dietas pueden formar parte los pulgones son Aphidius ervi, Aphidius Matricariae, Aphidius Colemani, Lysiphlebus Testaceipes, Praon Volucre, Coccinella Septempunctata, Aphidoletes aphidimyza, Orius, Chrysopa carnea, Chrysopa Septempunctata y Chrysopa Flavifrons, entre otros muchos. Como microorganismos patógenos cabe destacar los hongos Entomophtora spp. y Verticillium lecanii.

Por Miguel Gimeno . Fuente La Marihuana.com

semillaslowcost-movil

Cómo combatir el Pulgón en la Marihuana

Lo primordial para combatir el pulgón o cualquier otro tipo de plaga es la prevención, siempre es recomendable limpiar el sustrato de residuos orgánicos que puedan atraer insectos y plantar alrededor cultivos como el ajo o las ortigas que sirven como repelentes naturales para un satisfactorio control de plagas que atacan las plantas de marihuana.

Cuando ya los pulgones están establecidos en las plantas de marihuana se pueden utilizar insecticidas naturales de bajo impacto como el aceite de Neem o jabón potásico que son efectivos contra las plagas de pulgones.

Los pulgones son uno de los insectos con más depredadores naturales que existen por lo que también se puede introducir alguna variedad parásita que se encargue directamente de los pulgones, una opción muy viable es el uso de la avispa parásita Aphidius Colemani, depredador que se alimenta principalmente de pulgones y son inocuas en el cultivo de marihuana.

Cuando las colonias solo se encuentran en las hojas se puede contener la plaga eliminando las hojas en donde estos pulgones se alimentan, recuerda que mientras menos adultos haya la reproducción irá disminuyendo y así podrás evitar que comience una reproducción masiva que te obligue a eliminar la planta o la plantación entera.    

Una forma de hacer un insecticida casero, que no afecte a la planta y elimine a los pulgones, es machacar varios dientes de ajo y colocarlos en agua dentro de un spray. Después de dos días en reposo, se puede rociar sobre la planta y los pulgones comenzaran a abandonar la planta debido al olor. También se puede hacer lo mismo con tabaco, se colocan colillas de cigarros en agua y se rocían, la nicotina de inmediato matara a los pulgones y sus crías.

Las especies depredadoras como las mariquitas también son muy eficientes en cultivos exteriores, estas al ser mucho más grandes que los pulgones, se alimentan diariamente de una cantidad considerable de estos bichos aunque no se recomiendan usarlas en cultivos de interiores, ya que a estas les atrae mucho la luz de las lámparas y cómo son insectos alados de inmediato dejaran las plantas para irse a las lámparas.

Lo más recomendable en caso de tener pulgones es fumigar constantemente con insecticidas naturales como los que mencionamos anteriormente ya que estos son amigables con el medio ambiente y no afectarán de ninguna manera la producción de las plantas de marihuana.

Recuerda que los pulgones son insectos que prefieren las zonas secas y cálidas por lo que en verano debes prestar especial atención a tus plantas ya que es la época del año donde tienden a desplazarse y a reproducirse. De igual manera, evita el exceso de fertilizantes, ya que estos pequeños bichos pegajosos son atraídos principalmente por los nutrientes de las plantas y si el sustrato está lleno de nutrientes, estos verán en esa planta una potencial fuente de alimento para establecer una colonia por varias generaciones.

Es sumamente necesario atacar estas plagas en su aparición, debido a que cuando las plantas maduren y comiencen a brotar los cogollos, se corre el riesgo de afectar su producción final por el uso de insecticidas de cualquier índole. Como recomendación, es muy importante monitorizar de cerca el cultivo todos los días y realizar una buena prevención. Para ello, existen marcas de fertilizantes como Trabe, Agrobacterias o Prot-eco que nos ayudarán a prevenir la aparición de los problemas en las plantas como son las plagas o enfermedades.

De forma manual se puede utilizar una esponja empapada con agua y jabón lavaplatos, esta se pasa cuidadosamente por las hojas o tallos de las plantas haciendo una leve presión que permita eliminar todos los insectos sin dañar la planta. El jabón hace que los pulgones caigan envenenados, este método solo es una solución viable cuando los pulgones son detectados a tiempo y solo están en las hojas, ya que cuando la plaga avanza tienden a hacer túneles en los tallos para poner sus huevos.

Quizás los pulgones proliferan demasiado rápido debido a que se esconden en el anverso de las hojas y estas no emiten señales hasta que es demasiado tarde. Como los pulgones se alimentan por medio de filamentos muy finos, estos no crean ninguna marca o cicatriz en la hoja o en el tallo de la planta hasta que ya es demasiado tarde. Los pulgones y la planta liberan una batalla constante en la lucha por los nutrientes y solo logran doblegar a la planta cuando su número es ya muy elevado y la planta no produce suficiente savia como para satisfacer a los pulgones y mantenerse a sí misma, es por eso que la presencia de los pulgones lamentablemente es detectada cuando ya se han convertido en una plaga con un número significativo de individuos que no harán para nada fácil su eliminación.

Si se acerca el periodo de floración y aun las plantas siguen llenas de pulgones, podemos acceder a usar productos químicos utilizados industrialmente para combatir los pulgones. Esto solo debe considerarse como último recurso, porque al igual que acabarían con los pulgones, de igual manera podrían afectar la floración de la planta y su producción final.

 

Efectos del Pulgón en la Marihuana

 

Los pulgones se valen de finos filamentos que usan para extraer la savia de la planta, esto evidentemente crea problemas de crecimiento a la planta y hace que los nutrientes no se distribuyen de la forma correcta y las hojas comiencen a morir. Los pulgones no solamente acaban con los nutrientes de la planta, sino que también pueden contagiar enfermedades y hongos que aún habiendo exterminado a los pulgones, podrían terminar matando a la planta de marihuana. Los principales indicios de la presencia de pulgones son la aparición de hormigas, ya que estas se alimentan de la secreción dulce de los pulgones y los cuidan y guían como haría un pastor con sus ovejas. Los pulgones son detectables a simple vista, ya que se concentran en grandes números en el anverso de las hojas o tallos. Estos prefieren los brotes tiernos y nuevos, porque es ahí donde la planta envía la savia rica en nutrientes destinado para que el brote madure.

La producción de melaza de los pulgones no solo atrae a las hormigas y las avispas, sino que es un caldo de cultivo ideal para muchos hongos, en especial el moho negruzco que infecta la planta y la va deteriorando hasta consumirla en su totalidad.

Otras entradas del Blog

semillaslowcost