Cultivo de Marihuana

Consumo de agua de una planta de marihuana

blog web autocultivo mariguana marihuanas
 

El consumo de agua en variedades sativas es bastante mayor que en índicas. Las sativas, por su elevado ritmo de crecimiento y por el clima del que procede su genética, necesitan de mucha luz y agua. Las índicas, al proceder de zonas montañosas, se han adaptado a las condiciones hostiles de tales regiones, donde abundan los vientos y las bajas temperaturas nocturnas; su consumo pues es menor, ya que no desarrollan plantas grandes.

Las sativas estan adaptadas a las regiones de las que proceden, situadas en los trópicos, donde las estaciones son más calurosas, y la planta puede alargar el ciclo de crecimiento y floración; en zonas tropicales las lluvias también son bastante más abundantes. Para regar es posible hacerlo de forma manual o con un sistema de riego automático. Cada forma tiene sus ventajas e inconvenientes.La forma de riego manual permite personalizar la cantidad de agua para cada planta, corrigiendo en cada riego PH, EC y cantidad de agua; requiere un control diario del aporte de agua, que es lo mejor para las plantas. Cuando se riega manulamente debería hacerse de forma pausada para que el chorro de agua no haga agujeros en la tierra y no se dañen las raíces.

Cuando las plantas son pequeñas en relación a la maceta no conviene inundar el terreno, para que las raíces no se asfixien, por eso se debe esperar entre riegos el tiempo suficiente, hasta que la capa superior de tierra empiece a secarse.

El riego manual tiene esta desventaja, debemos dosificar bien el agua para no excedernos cuando la planta es pequeña; cuando nos excedemos con el riego el substrato se inunda dificultando la respiración de las raíces y provocando la asfixia. Cuando las raíces ya han colonizado gran parte del substrato el riesgo de asfixia es mucho menor, ya que su capacidad de absorber agua es mucho mayor. Tampoco se debe dejar que se sequen demasiado los primeros centímetros de tierra cuando las plantas son perqueñas.
Es difícil, en caso de exceso de agua, que la planta llegue a morir si hay un buen drenaje, pero las raíces no estarán suficientemente aireadas y la planta lo notará. Si al regar se producen charcos en la superficie que no desaparecen en menos de medio minuto será señal de que el fondo de la maceta está taponada o que la tierra no es la adecuada. El agua de riego debe ser absorbido por la tierra rápidamente, en varios segundos, para que la planta se desarrolle rápidamente.
Si cultivamos con macetas es recomendable utilizar platos, que permitirán que pueda transcurrir más tiempo entre riegos; si las plantas crecen muy rápido suelen necesitar riegos diarios (en interior) o incluso hasta varias veces al dia en exterior, pero con el uso de platos se reduce el número de riegos. En casos de que la planta consuma mucho agua, se pueden poner platos con más capacidad.

utopia

Otras entradas del Blog

semillaslowcost