Categorías: Marihuana Medicinal

Cómo hacer Pomada Casera de Marihuana

En este articulo les vamos a argumentar como llevar a cabo una crema de marihuana o pomada unguento, como lo quieran llamar, algo muy simple y que tendrás la posibilidad de utilizar para calmar tanto dolores musculares o articulares, como para tratar dermatitis, eccemas o psoriasis. Y verdaderamente eficaz, basta preguntar a esos que la han probado y la respuesta es si indudablemente.

Lo primero que debemos tener para llevar a cabo una crema de marihuana, es la marihuana. Preferentemente vamos a usar variedades índicas dado que acostumbran contener más CBD, aunque si dispones de una planta con un óptimo ratio THC:CBD sería lo mejor, en el mercado de hoy te puedes hallar con esta clase de variedades muy facilmente, casi todos los fabricantes diponen de catálogo de genéticas CBD.

Mientras en THC es el cannanoide primordial y más abundante, causante de la habitual sensación de euforia, alegría, asiste para achicar el cansancio, el estrés, combate la depresión, disminuye las náuseas, impulsa el apetito o calma síndromes de estrés articulo traumáticos, el CBD amortigua sus efectos y tiene efectos calmantes, calma el malestar, minimiza las migrañas, jaquecas, artritis y dolores menstruales, relaja los músculos, disminuye los espasmos y los indicios alterados, pelea contra la ansiedad, el estrés y el insomnio. Vamos a usar como unos 100 gramos de cogollos. Además tenemos la posibilidad de utilizar restos de manicura u hojas, pero si verdaderamente deseamos eficacia, utilizemos unos buenos cogollos y los efectos van a ser más poderosos.

Ingredientes de la Pomada o Crema de marihuana casera

  • Marihuana en cogollos (100 gramos)
  • Cera de abeja (200 gramos)
  • Aceite de oliva (1 litro)
  • Aceites fundamentales (10 ml)
  • Agua (2 litros)

La cera de abeja la puedes hallar muy económica en cooperativas agrícolas, se vende en láminas y es la misma que se utiliza en los cuadros de abeja para que éstas fabriquen las celdillas. Si no, puedes irte a una parafarmacia o herboristería, yo en mercadona la he visto a vender. Además explota la visita para adquirir algún aceite fundamental. Nosotros les sugerimos entre otras cosas aceite de germen de trigo, muy abundante en Vitamina E y con caracteristicas antioxidantes que evita el envejecimiento de la piel, aunque puedes utilizar aceite de menta que tiene efectos antiinflamatorios, calmantes y contribuye efecto frio, de lavanda que tiene caracteristicas desinfectantes, analgésicas, antiinflamatorias, regeneradoras y es correcto para inconvenientes reumáticos, o aceite de Cajeput, desinfectante, anti-inflamatorio y con efectos antihistamínicos. O puedes utilizar numerosos aceites fundamentales, pregunta sobre las caracteristicas de los distintos aceites de que dispongan y seguramente encuentras uno o numerosos que te logren ir bien para enriquecer tu pomada de marihuana.

Pasos a seguir para hacer la Pomada

No existe duda de que cuanto superiores sean los elementos, superiores efectos va a tener nuestra pomada, por eso no escatimes en el momento de adquirir un óptimo aceite de oliva, con enormes caracteristicas suavizantes y emolientes, de esta forma como un agua de excelente calidad y desmineralizada a poder ser, no va a ser de lejos la más grande inversión que poseas que llevar a cabo en esta pomada y cuando compruebes los provecho, te parecerá inclusive muy económica.

Pasemos a la cocina con todos nuestros elementos y es bastante buena iniciativa tampoco que nos llevemos un botellín de alcohol de farmacia y un trapo al que no le tengamos más grande aprecio, puede que lo necesitemos para limpiar algún que otro pegote por los azulejos o cocina. Debemos tenes a mano dos potas, una grande un otra chiquita, ya que la pomada la debemos llevar a cabo al baño maría, muy lentamente y con paciencia. Cubrimos 1/3 de la pota grande con agua, la ponemos a fuego retardado, e ingresamos la pota chiquita en la grande, a la que añadimos el litro de agua y el medio litro de aceite de oliva.

La marihuana debemos triturarla, va a ayudar a que toda la resina se disuelva antes en el aceite. Por eso cuando tengamos la marihuana triturada, la meteremos en nuestra pota con el agua y el aceite y dejamos que se vaya cocinando nuestra plasta. La campana de extracción a tope y el fuego sin que hierva, deberían pasar por lo menos unas 5 horas hasta que tengamos lo primero que hay que hacer, quitando cada rato muy delicadamente. El olor es algo irritante, tenlo muy presente.

Pasadas estas 5 horas, apagamos el fuego, cogemos un bol y un colador y colamos nuestro aceite de marihuana. Esperamos a que enfríe antes de ponerlo en el frigorífico, y al día siguiente de la misma manera que pasa con la mantequilla de marihuana, observaremos dos capas bien diferenciadas. Abajo tendremos el agua e impurezas más pequeñas que el colador no ha eliminado, y arriba tendremos el aceite de marihuana solidificado y que debemos sacar con precaución con el apoyo de una cuchara. No tenemos ganas sacar agua ni impurezas, unicamente el aceite verdoso que iremos pasando a una pota limpia y que vamos a poner a fuego muy retardado.

Añadimos la cera de abeja en trozos para hacer más simple su disolución, y cuando esté completamente deshecha, retiramos del fuego, esperamos que se temple un poco y añadimos finalmente los aceites fundamentales. Una cucharada chica son 2-3 ml, por eso echa 2 cucharaditas. Utilizando un filtro de café, colamos por más reciente vez para remover algún mínimo residuo que probablemente halla y metemos nuestra pomada todavía líquida en botecitos de cristal. Una vez haya enfriado, nuestra pomada de marihuana va a tener la rigidez habitual de algún pomada y ya la tendremos la posibilidad de utilizar donde deseemos. Si la guardas en un espacio fresco y oscuro, puede permanecer bastante más de un año sin ningún inconveniente.

Como ya comentamos, desde para masajes contra dolores musculares o articulares, hasta inconvenientes de la piel como eccemas o psoriasis, no te quepa duda de que la pomada de marihuana tiene unas grandísimas caracteristicas de la misma manera que toda la planta del cannabis. No sobra que sepamos exprimirle el jugo y no sólo nos lo pasemos bien fumando porros.

Otra manera de hacer pomada de marihuana

A continuación relatamos otro proceso sencillo para la obtención de pomada de Cannabis o Marihuana.

¿Que nos hace falta?

-50 gr de hoja o cogollo seco y con resina.

– 70g de cera de abejas (desmenuzado lo más posible)

– Esencia de Lavanda

– 1 Litro de agua mineral

– 1/2 Litro de aceite de oliva virgen

– 1 Sarten plana grande (tipo paellera)

– 1 Cazuela mas pequeña que entre en la anterior (para cocer la marihuana)

  • – 1 Colador de tela.
  • – 1 Cuchara de palo.
  • – 1 Un tupperware de un 2,5L de capacidad.
  • – Botes de cristal donde guardar la crema

Fabricación de la crema de Marihuana o Cannabis

1º proceso

Llenamos la sarten grande con 1-2 vasos de agua tibia, después colocamos la cazuela mas pequeña encima del agua y encendemos para que se vaya calentando el agua.

2º proceso, cocción de la mezcla

Introducimos en la cacerola pequeña el litro de agua mineral, el 1/2 L de aceite de oliva y los 50g de hojas y cogollos secos de cannabis bien picados una vez que el agua que hay entre la sarten y la cacerola este casi hirviendo se baja el fuego al minimo y lo dejamos cociendo durante 4h, removiendo de vez en cuando por ejemplo cada quince minutos estaría bien.

3º proceso, separacion de la materia vegetal del agua y aceite

Una vez terminada la coccion al baño maria (4h) para que la marihuana no pierda sus propiedades, separaremos la materia vegetal para quedarnos solo con la mezcla de agua y aceite, para ello usamos el colador de tela.

Con el aceite ya templado cogemos el colador de tela y lo ponemos encima del tupperware que sera donde se quede la mezcla de aceite y agua, empezamos a colar con mucho cuidado de que no caigan restos vegetales en el taper, vamos llenando el colador con la yerba y con cuidado pero con fuerza vamos estrujando el colador para sacar todo el aceite posible antes de desechar la materia, se repite este proceso hasta estrujar toda la yerba y haber colado to el aceite.

4º proceso, separación del aceite y del agua

Una vez tengamos la mezcla en el Tupper y a temperatura ambiente, separaremos el aceite del agua, para esto introduciremos el tupper en el congelador durante 10h, para asegurarnos una buena separación y solidificación .

Una vez transcurrido el tiempo sacamos el tupper y con una cuchilla o cuchillo separaremos el agua y el aceite de cannabis.

5º proceso, mezcla de aceite, cera de abeja y esencia de lavanda

Una vez separado el aceite del agua, echamos el aceite a una cacerola y la ponemos a fuego lento para que vaya derritiéndose, una vez derretido se le va añadiendo los trozos de cera de abejas poco a poco y sin parar de remover hasta que toda la cera este este derretida, una vez este todo el aceite de marihuana y toda la cera mezclada, lo sacamos del fuego y añadimos las gotas de esencia de lavanda para darle mejor olor a la crema.

6º proceso, pasar la mezcla a tarros o vasijas.

Una vez quitada la mezcla del fuego, sin dejar que se enfríe demasiado (se va solidificando) y con ayuda de una cuchara se va cogiendo la mezcla y hechandola en los botes, una vez llenos se dejan destapados y a temperatura ambiente para que vaya enfriando, metiendolos en el firgorifico solidifican muy bien.

Información recopilada de varios sitios web.

Fuente consultadas: cannabislandia.com

Compartir
AutoCultivo @canna_magazine

" AutoCultivo Libre ". Blogger, Psiconauta y Cultivador Cannábico desde hace más de 15 años. Ayer soñé que era un cocodrilo, que bajaba con sigilo por el cauce del Nilo, al puto Akhen-Atum me lo comí con estilo; para nosotros el pan de leña y para vosotros el pan Bimbo ..........