La desidia, definida como falta de sentimiento o emoción, y el desgano o cansancio, como falta de deseo e idea, son indicios recurrentes que se muestran en la consulta médica, y que se consideran como una dolencia de la salud psicológica de etiología “multicausal“.

Estos indicios comúnmente pertenecen a un trastorno, puesto que raramente se muestran aislados.

Cada ser humano es una configuración psiquicofísica exclusiva e irreproducible, donde influyen causantes constitucionales (genéticos, biológicos, etc.) y causantes accidentales de incidencia de hoy, que organizan las expectativas futuras y el avance de la vida de un sujeto. Estos causantes se intermodulan en los procesos de salud y patología.

A la aparición de sintomatología de desidia y desgano o cansancio se la puede vincular, entre los causantes recientes de un sujeto, al consumo de drogas de abuso, entre ellas la marihuana (cannabis sativa).

La marihuana tiene dentro cantidad considerable de compuestos químicos con caracteristicas psicoactivas, entre ellas, la más abundante es el Delta-9-tetrahidrocannabinol (Delta-9-THC) que, con los procesos de los genes con los que es trabajada hoy en día, le brinda más grande poder activo y adictivo.

El tolerante, frente el consumo recurrente de cannabis, comunmente muestra desidia, cansancio y desgano, falta de interés crónico evidenciado en el lapso de un extenso tiempo. Se observan formas de proceder oscilantes, como cambio de numerosos trabajos, de estudios universitarios, etc. y, después de producidos persiste el sentimiento de desilusión y el arrojo deprimido.

Al percibirse en configuraciones que parecen no tener salida, la utilización de sustancias de abuso -como alcohol, cannabis, etc.- es para evadir displacer, pero más adelante del efecto inmediato de exitación o distracción, retorna la sensación de desesperanza preexistente.

Post Recomendado: Fumar marihuana adelgaza

Cansancio o Apatía por fumar Porros de Cannabis

La desesperanza se organiza cerca de la desidia, el desgano, el falta de interés. ¿Cómo se puede llegar a esa circunstancia? ¿Falta de estímulo, falta de reconocimiento asi sea propio o de otros?

En la actividad clínica de un centro de atención psiquiátrica consultan adolescentes cuya manifestación central se organiza en relación con la desesperanza y con enorme continuidad son traídos por los familiares, principalmente porque las sintomatología es ego sintónica, y el malestar y preocupación están expresados en el núcleo familiar conviviente. Es recurrente que el tolerante no distinga la sintomatología y la equipare a su estilo de vida.

  Dejar de Fumar Porros engorda

Los consultantes perdieron interés paulativamente (abandono de la secundaria, cambio de numerosas carreras universitarias, entre otros), coincidente en el tiempo con el comienzo de consumo de marihuana.

Cuando comienza una actividad intelectual, asi sea la secundaria o la universitaria, el estímulo a continuarla, por ejemplo cosas, es el buen desempeño estudiantil, oséa, aprobar los exámenes.

Pero si a la persona le cuesta prestar atención y no consigue retener lo que oyó o leído, posiblemente pierda interés en esa actividad.

Científicamente está comprobado el deterioro cognitivo producido por la marihuana.

Un grupo de estudiosos de la Facultad Pompeu Fabra de Barcelona descubrió cómo el tetrahidrocannabinol, inicio activo del cannabis, trabaja sobre el cerebro ocasionando inconvenientes de memoria interrumpiendo el desarrollo de consolidación.

Los déficit neurocognitivos inducidos por el cannabis son relatados y tienen la posibilidad de insistir a lo largo de algún tiempo (dos años) luego de las últimas dosis en clientes de altas dosis. (Solowij, 1998)

Según Núñez Domínguez, en estudios completados con clientes de 2-3 ocasiones al día, se ha visto una reducción en el desempeño de tests psicológicos que miden las habilidades cognitivas, entre otras cosas la memoria.

Ensayos clínicos con poco número de sujetos han encontrado que este deterioro se está recuperando con la abstinencia, pero con reaparición de los efectos tras la vuelta al consumo, aunque se ve que hay un deterioro sutil en ciertas habilidades cognitivas no reversibles tras ciclos extendidos de abstinencia. (Núñez Domínguez, 2001)

Karila (2003), apoyado sobre una revisión bibliográfica, asegura los efectos cognitivos asociados con la utilización crónico de cannabis de esta forma como las secuelas sociales y educacionales.

  El BHO es venenoso? Estudios

La desidia y el desgano son indicios de un trastorno depresivo, en el que además tiene la posibilidad de tener interferencia el cannabis, que no se observan en los clientes principiantes.

En la bibliografía se detalla, entre otras cosas, que sobre una población de 133 soldados en Italia, que hacían uso de cannabis, entre dependientes y usadores ocasionales, se observaron severos indicios depresivos y de ansiedad que aumentaban paulativamente con el nivel de consumo. (Troisi y otros, 1998)

En Australia, Rey y otros (2002) examinaron 1261 jovenes, de los cuales el 25% eran clientes de cannabis. En ellos notaron una organización entre la depresión y el consumo, no logrando saber cuál de estos trastornos era primero.

Crowley T. y otros (1998) describen un prominente porcentaje de depresión más grande en un grupo de 229 clientes.

Se compararon tres drogas, el alcohol, cannabis y tabaco, en relación con los trastornos afectivos y ansiedad, sobre una extensa población de mayores en Australia. De las tres drogas, se visualizó una más grande predominación de estos trastornos en los clientes de cannabis. (Degenhardt y otro, 2001)

El incremento de las solicitudes de régimen por dependencia de cannabis podría detallarse por una más grande comorbilidad psiquiátrica en relación a otras drogas, como se visualizó en un estudio en Dinamarca donde, comparando una exhibe de 1439 clientes de cannabis con 9122 clientes de otras, evidenciaron una distingue importante en altos escenarios de depresión y en trastornos de personalidad. (Arendt, 2004)

Se recomienda que el de cannabis hace una contribución directa al peligro de suicidios o agravantes de otros trastornos mentales apoyado sobre 302 casos. (Beautrais y otros, 1999)

Además en el consumo de marihuana está descripto el trastorno amotivacional.

El llamado “síndrome amotivacional” que señalaron McGlothlin y West en 1968, se encuentra dentro de los trastornos psiquiátricos más recurrentes y discutidos. Radica en desidia, anergia (falta de energía), se frecuenta ganar peso y se es increíblemente perezoso/a.

  10 Beneficios de Dejar de Fumar Porros

Con respecto al no “tener ganas de llevar a cabo nada”, se enfrentamiento si el trastorno está asociado al consumo de cannabis o si refleja aspectos caracteriales previos de algunos clientes.

En la actualidad la aclaración y los mecanismos de este trastorno no están bien establecidos.

En un trabajo de investigación hecho por Baño y otros (2003) se constató que el consumo de cannabis ocasionó una sintomatología específica de “no tener ganas de llevar a cabo nada” en bastante más de media parta de los encuestados, siendo precisamente más grande en el grupo con consumo períodico, en relación al grupo con consumo esporádico.

Núñez Domínguez (2001) cree que el cannabis provocaría un incremento en la intensidad de los aspectos previos de los adolescentes.

No queda clara la diferenciación entre el “síndrome amotivacional” y los efectos directos de la intoxicación crónica por cannabis.

Frente las experiencias de desidia y desgano, la sustancia como la marihuana puede ser una aceptable automediación, pero además no hay que descartar que tiene la posibilidad de ser el origen o la causa de esa sintomatología.

La exclusiva forma de descubrirlo es poder una desintoxicación total de drogas.

Es recurrente que los pacientes, al cabo de 15 a 30 días, concurren a la consulta más sonrientes, más activos, reanudando algunas ocupaciones abandonadas. Sin ignorar que la participación de la familia en este desarrollo además se encuentra dentro de los motores para el cambio.

Es incongruente ver que consumen drogas para estar más contentos, y en cambio están más contentos sin drogas. A lo destacado no encontrando una “felicidad” pero si encontrando la promesa de proponerse objetivos, teniendo muchas más opciones de conseguirlo que estando intoxicados.

Una vez desintoxicados, puede aparecer sintomatología psiquiátrica que puede ser mejor evaluada sobre un lote sin contaminación de drogas, y ocasionalmente integrar un psicofármaco que ayude o refuerce un cimiento para la creación de la fortaleza del tolerante.

Subscribete a las Newsletter de AutoCultivo

* indicates required

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de AutoCultivo De Marihuana:

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.