Cultivo de Marihuana

Cantidad de agua consume la Marihuana

blog web autocultivo mariguana marihuanas
 El cannabis es una especie que se acostumbra a la cantidad de riego que se le suministra. Si el riego es abundante la planta crecerá vigorosamente, pero requerirá esa cantidad periódicamente para mantener toda su infraestructura. Si una planta está acostumbrada a un riego abundante se hará grande, pero si disminuímos el aporte diario de agua bruscamente, la infraestructura no podrá ser abastecida de agua y la mayoría de las hojas morirán. Esto suele ocurrir si las plantas están desatendidas durante varios días, lo que suele ocurrir durante el periodo de vacaciones. Cuando la planta requiere agua las hojas desfallecen y las puntas de los tallos se doblan, la planta pierde toda su fuerza.

Si la regamos después de que esto ocurra la planta recupera la fuerza en pocos minutos. Normalmente esto ocurre al terminar el día, cuando hace mucho calor y la planta va justa de agua; por la noche la planta se puede recuperar absorbiendo la humedad del aire, pero si la falta de riego continúa el crecimiento se ralentizará y si la falta de agua se prolonga durante mucho tiempo la planta puede llegar a morir.

Las plantas que se cultivan en secano reciben poca agua y crecen poco dando poca producción, pero su consumo de nutrientes es más bajo y las plagas no les afectan tanto, siendo un tipo de cultivo ideal si no se dispone de tiempo para cuidar las plantas.

Durante la fase de crecimiento la planta soporta mejor los periodos de sequía. Pero si la planta demanda a menudo agua, poniéndose mustia, deberemos aumentar los riegos para asegurar un crecimiento vigoroso y rápido. Como norma general se debe esperar a que se sequen los primeros centímetros de tierra para volver a regar. Si el suelo está siempre húmedo es más fácil que se propaguen hongos por las raíces. Además, en un suelo cargado constantemente de agua, la oxigenación es bastante menor y por lo tanto el crecimiento también.

Durante la fase de floración el consumo de agua se dispara. Durante las primeras semanas, hasta que la planta comience a producir pistilos, el crecimiento final se acelera. Al regar se debe procurar que el agua llegue hasta la última raíz, sobre todo en cultivos con macetas, regando hasta que el agua salga por debajo de las macetas. No se vuelve a regar hasta que la superfície del terreno no comience a secarse.

utopia

Debe tenerse en cuenta que cuando la humedad relativa del ambiente es baja la tierra se seca en menos tiempo, siendo necesario regar más a menudo.

Otras entradas del Blog

semillaslowcost